Viernes, 21 Octubre 2016 00:00

Parto de mapuche condenada Destacado

Escrito por 

Carta al Director publicada en La Tercera, Señor director:

La situación de una mapuche condenada que dio a luz engrillada es un  tratamiento cruel, inhumano y degradante, siendo además una forma de violencia obstétrica. Ésta  se produce cuando intencionalmente el personal de salud omite o no entrega información durante el parto, y es de tipo psicológica. También la hay cuando el trato es deshumanizado, discriminatorio o humillante. 

Mantener a una mujer con grilletes durante su traslado de urgencia de una ciudad a otra para la realización de una cesárea, es una grosera violación a los derechos humanos de quien se encontraba en una situación de extrema vulnerabilidad.

Hay dos versiones: la del centro hospitalario de Concepción -donde ocurrieron los hechos- el cual  informa que debieron pedir que gendarmes varones se retiraran de la sala del procedimiento, pero que los grilletes se mantuvieron en los pies de la mujer, y la de Gendarmería, que niega lo anterior. El personal de salud habría intervenido para evitar que se produjera un parto en un contexto de mayor crueldad.

Lo que debe quedar claro de esta  situación es la imperiosa necesidad de una adecuada formación del personal de Gendarmería en los estándares de derechos humanos, y el reflejo de estos criterios en las estructuras de incentivos y en los  procedimientos. 

Pudiera argumentarse que el apego al protocolo de traslado de internos implica el uso de medidas de seguridad para evitar una fuga, pero la aplicación de las mismas obedece a un contexto que debe ser evaluado, y a una debida proporcionalidad.  La pregunta que debemos hacer es dónde quedó el criterio y si basta decir que se actuó así porque hay una medida judicial de por medio. Hay cosas que no son defendibles.

Lidia Casas Becerra
Profesora Centro de Derechos Humanos, Facultad de Derecho
Universidad Diego Portales

Lidia Casas

Directora del Centro de Derechos Humanos

Licenciada en Urban and Regional Planning de la University of Saskatchewan, Canadá (B.A. 1987). Licenciada en Derecho por la Universidad Diego Portales y abogada; Magíster en Derecho por la University of Toronto, Ford Foundation Reproductive Health Fellow. Premio de la International Planned Parenthood Federation de la Región Hemisferio Occidental (2001). Asesora del Gender and Rights Advisory Group del Departamento de Salud Reproductiva de la OMS (2008). Ha sido consultora para el Centro de Justicia de las Americas, CEJA y la GTZ, organismo de cooperación de Alemania.

Miembro de la Red latinoamericana de profesores de derecho, género y sexualidades discriminadas, Red-Alas. Ha participado en la defensa judicial de la anticoncepción de emergencia en Chile desde 2001, Anticoncepción de emergencia. Dicta clases en derecho y género en Chile y América latina, realiza talleres de capacitación a operadores del sistema judicial e investigación sobre el funcionamiento del sistema de justicia. Investigadora de la Facultad de Derecho de la Universidad Diego Portales.

Actualmente cursa sus estudios de doctorado en la Universidad de Ottawa, Canadá.

A partir del 2017, es directora del Centro de Derechos Humanos de la UDP.

Áreas de Interés:

Mujeres y derechos humanos
derechos sexuales y reproductivos