Martes, 16 Octubre 2018 00:00

Educación en Derechos Humanos Destacado

Escrito por 

Carta publicada originalmente en La Tercera el 14 de Agosto de 2018

SEÑOR DIRECTOR

¿Debe nuestro sistema educacional enseñar qué son los Derechos Humanos? Si se está de acuerdo con lo anterior, ¿deben enseñarse también las graves violaciones a los Derechos Humanos ocurridas en dictadura? Estas son cuestiones de la mayor importancia que ha levantado la presentación del reciente proyecto de ley impulsado por la diputada Carmen Hertz con el apoyo de otros parlamentarios.

A lo primero, pareciere que la respuesta fuera obvia. Si el respeto a los derechos de todos es la base del orden democrático que reconocemos como común, es imprescindible que esas bases sean parte del sistema educativo en forma muy explícita. Nada hay quizás más relevante que enseñar la forma en que debemos comportarnos unos con otros, y eso hoy día pasa, entre otros aspectos, por considerar a los demás como sujetos de derechos. La falla en hacerlo es lo que explica, en parte, como en Chile y aún más en otros lugares, existe intolerancia, discriminación y abuso.

La segunda pregunta debe también ser respondida positivamente. Si existe acuerdo-mayoritario al menos- de que en Chile hubo masivas violaciones eso debe ser enseñado y discutido en forma abierta y franca en nuestro sistema escolar. Existen varias razones para ello. La primera es que el valor de los Derechos Humanos se entiende en su real dimensión cuando se conoce lo que sucede cuando no se respetan. Experiencia histórica y valoración son inseparables en este caso. Y en Chile los hemos valorado justamente por la experiencia de la dictadura. Segundo, porque son una parte de nuestra historia reciente sin la cual es imposible entender en su real dimensión nuestras últimas décadas. Una sociedad que no reflexiona sobre sus crisis -y por cierto el sistema escolar es un lugar privilegiado para ello- no madura y no es capaz de superarlas, aprender de ellas y de avanzar a un futuro mejor.

Tomas Vial

Tomás Vial Solar es profesor de derecho constitucional, abogado y posee los grados de Licenciado en Ciencias Jurídicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile; LL. M (Legal Master) en Derechos Humanos, de la Universidad de Notre Dame, Estados Unidos; Magíster en Derecho Público, mención derecho constitucional, de la Pontificia Universidad Católica de Chile; y doctor en derecho, del University College London (UCL), Reino Unido.

Desde el 2004 fue Jefe del Departamento de Derecho Público de la Escuela de Derecho de la Universidad Andrés Bello y profesor de la misma cátedra derecho constitucional tanto en la Universidad Andrés Bello como en la Universidad Diego Portales.

Antes, se ha desempeñado como asesor jurídico en el Ministerio de Defensa y en la Secretaria General de la Presidencia, en su División Jurídica.

Participó en la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación (Comisión Rettig) como ayudante de investigación y ha sido miembro del directorio de Pro Acceso, una organización no gubernamental dedicada al derecho de acceso a la información.