Derecho Constitucional y Derechos Humanos

Centro de Derechos Humanos UDP

El régimen militar de Pinochet, hacia sus postrimerías, en 1989, reformó la Constitución Política para incorporar una explícita referencia a los derechos consagrados en los tratados internacionales sobre derechos humanos. Desde entonces, la Constitución reconoce como límite al ejercicio de la soberanía no solo los derechos constitucionales reconocidos en ésta, sino que, además como expresa el texto aquellos garantizados por “los tratados internacionales ratificados por Chile y que se encuentran vigentes.” La reforma, se sugirió, vendría a colmar un vacío: la referencia constitucional a los compromisos internacionales sobre derechos humanos en los que Chile había comprometido su palabra.

En la práctica legal y política, sin embargo y a diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, con los acuerdos en materia comercial, el impacto de la reforma ha sido tenue. Las referencias al derecho internacional de los derechos humanos son escasas e inexactas. La Corte Suprema ha llegado a suprimir las referencias al derecho internacional de los derechos humanos cuando algún tribunal inferior en la jerarquía las ha realizado, y el Tribunal Constitucional revisa la constitucionalidad de los tratados e interpreta sus disposiciones a la luz de las normas del derecho interno, en lugar de verificar, como ordena el derecho de los tratados, que la legislación doméstica se ajuste a las disposiciones internacionales.

El Área sobre Derecho y Constitucional y Derechos Humanos, bajo la coordinación de Domingo Lovera, buscó explorar durante el 2009, en la experiencia comparada y doméstica aportes al debate que nos permitan comprender y sugerir reformas, si es el caso a los arreglos institucionales existentes. El Programa busca avanzar la discusión en áreas cuyas soluciones han ido configurándose “en la medida de lo posible”, pero cuya respuesta institucional es crucial en la definición de la relación entre el derecho internacional y el derecho de producción doméstica. Entre otras preguntas, el Programa investiga en las áreas relativas a la ejecución de las decisiones internacionales en Chile; la obligatoriedad de la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; las posibilidades de invocar directamente los tratados internacionales ante los tribunales nacionales; y la conveniencia que el Tribunal Constitucional revise las leyes a la luz de los estándares del derecho internacional de los derechos humanos. Más información aquí

Entre 2012 y 2014, Judith Schönsteiner, como co-investigadora de un proyecto Fondecyt dirigido por el constitucionalista Javier Couso, está estudiando la implementación de las decisiones del sistema interamericano en Chile, su cumplimiento, y el uso del derecho internacional de derechos humanos en el Tribunal Constitucional.