Miércoles, 10 Mayo 2017 00:00

Corte Suprema ordena entregar hora para Acuerdo de Unión Civil entre chilena y cubano Destacado

Escrito por 

El Registro Civil se había negado a celebrar la unión debido a que el ciudadano extranjero no contaba con cédula de identidad chilena y residencia legal en el país.

La Tercera Sala del máximo tribunal, integrada por los ministros Sergio Muñoz, Rosa Egnem, Carlos Aránguiz, Jorge Dahm y el abogado integrante Jorge Lagos, decidió en fallo dividido acoger el recurso de protección presentado por una pareja chileno cubana en contra de la decisión del Servicio Civil, que les negó hora para celebrar el Acuerdo de Unión Civil, debido a que el ciudadano extranjero no tenía cédula de identidad chilena y residencia legal en el país.

El fallo argumenta que el Servicio tomó una decisión arbitraria al negarle a la pareja poder celebrar el AUC. “La disposición legal en referencia permite a las autoridades estatales, requeridas en actos de su competencia, exigir a los extranjeros que comprueben la legalidad de su residencia. Las citadas normas constitucionales reconocen la posibilidad de contraer matrimonio como un derecho que emana de la naturaleza humana, por lo tanto que no puede estar sometido a exigencias formales previas. Surge una antinomia, contradicción o falta de armonía que es necesario resolver", dice la sentencia.

La Corte Suprema afirma que a lo anterior se agrega “la igualdad de derechos e igualdad ante la ley y la justicia de todas las personas que habitan nuestro país, incluidos los extranjeros, por lo cual resulta injustificadamente discriminatoria la exigencia efectuada a quienes no son nacionales chilenos que se encuentran irregularmente en nuestro país que presenten su cédula de identidad para contraer matrimonio, la cual el mismo Servicio se niega otorgar. Esto, sin perjuicio de cumplir las demás determinaciones que la autoridad administrativa haya dispuesto a su respecto. Conclusión que adquiere mayor fundamento si se tiene en consideración el hecho que la Contraloría General de la República dispuso que esa exigencia ya no es exigible a los extranjeros que se encuentran irregularmente en nuestro país, para inscribir el nacimiento de sus hijos”.

De esta manera, el máximo tribunal considera como derogada la exigencia del artículo 76 del Decreto Ley 1.094 de 1975 por la Constitución Política de la República y la Convención Americana de Derechos Humanos. “Las normas constitucionales y la convención internacional disponen que toda persona que habita el Estado de Chile es titular del derecho a contraer matrimonio y fundar una familia, en lo cual la autoridad tiene el deber de ampararla, por lo mismo, no puede ser turbado en el ejercicio se ese derecho”, dice el fallo.

Con el voto en contra de la ministra Egnem se confirmó la sentencia apelada dictada por la Corte de Apelaciones de Santiago, ordenando al Registro Civil a “otorgar hora a los recurrentes y reconocerles el derecho a celebrar el acuerdo de unión civil, sin los obstáculos propios de carecer Adeneys Bequer Arias de cédula de identidad para extranjeros, identificándole con el pasaporte respectivo u otro documento con valor legal”.

Egnem votó en contra argumentando “que según informa el Servicio recurrido, el recurrente señor Bequer Arias, ciudadano cubano, ingresó al territorio nacional de manera irregular y por paso no habilitado”.

Agrega que atendida su situación migratoria “y lo preceptuado por el artículo 5° del Decreto Supremo N°597, Reglamento de Extranjería que establece que ‘los extranjeros estarán obligados a presentar a las autoridades correspondientes, cuando lo requieran, sus documentos de identidad o de extranjería para acreditar su condición de residencia en Chile’, la actuación del Servicio de Registro Civil e Identificación no es ilegal ni arbitraria al conformarse a la normativa vigente sobre la materia”.

 

El fallo de la Corte fue gracias al recurso de protección interpuesto por la Clínica Jurídica de Migrantes y Refugiados de la Universidad Diego Portales.

 

Fuente Noticia: Mercurio Legal

Fuente Fotografía: Emol