Lunes, 27 Marzo 2017 00:00

Requisitos desproporcionales para visitas de niños y niñas a sus padres presos Destacado

Escrito por 
 
El Consejo de Sociedad Civil de Gendarmería, integrado por el Centro de Derechos Humanos y varias otras organizaciones de derechos humanos, universidades y ONGs, tuvo noticia de un nuevo procedimiento que restringe la posibilidad que hijos e hijas de personas privadas de libertad puedan ejercer su derecho a la familia, en la práctica, especialmente, el derecho a visitar sus madres. El Consejo no pudo aun tener acceso a la respectiva resolución para conocer todos los detalles del procedimiento de enrolamiento.
 
Reproducimos aquí la carta que el Consejo envió al Director Nacional de Gendarmería.
 

Santiago, 22 de Marzo 2017

Sr. Jaime Flores

Director Nacional Gendarmería de Chile

De nuestra consideración, 

A través de personas privadas de libertad atendidas por organizaciones que componen el Consejo de la Sociedad Civil de Gendarmería de Chile, tomamos conocimiento de la implementación de un nuevo sistema de enrolamiento para visitas. Esto, en virtud de la Resolución Exenta N° 11352, dictada el día 30 de diciembre de 2016, a la cual aún no hemos podido tener acceso.

Por la información obtenida, este nuevo sistema exige que las personas menores de edad sólo se puedan enrolar como visitas, siendo acompañadas por el padre o la madre. Estosignifica una gran barrera de acceso para aquellos niños, niñas y adolescentes (NNA) que tienen a alguno o incluso ambos de sus progenitores privados de libertad, y que asisten con otras personas a sus visitas

En tal caso, la resolución referida -al parecer- permite que el NNA pueda enrolarse con una autorización notarial del padre o madre que se encuentra privado de libertad. Esta solución es un contra sentido considerando la realidad carcelaria y vida intrapenitenciaria que llevan condenados y condenadas. La falta de acceso a este tipo de servicios es un hecho transversal en las cárceles del país. Presos y presas no pueden acceder de manera expedita a un notario, ni tampoco cuentan con los recursos económicos suficientes para poder solventar este tipo de requerimientos.

Por otro ladocreemos que no se tuvo en consideración el impacto que esta medida genera desde una perspectiva de género. En el caso de población privada de libertad femenina, la realidad dista de sus pares varones. El gran porcentaje de mujeres madres son solteras, por lo que sus hijos e hijas quedan bajo el cuidado de distintos familiares. Otro porcentaje importante mantiene relaciones afectivas con personas también privadas de libertad, haciendo imposible la obtención de estos documentos necesarios para enrolar a sus niños y niñas.

Sumado a lo anterior, tomamos conocimiento que el sistema de enrolamiento tiene como plazo fatal el día 31 de marzo, haciendo aun más urgente un pronunciamiento pronto sobre la aplicación de tal resolución, considerando especialmente, que la medida no tuvo difusión pública que haya permitido que las personas se acerquen para hacer el trámite.

Como Consejo de la Sociedad Civil comprendemos y avalamos que el Estado deba tomar medidas de protección de NNA dentro de los recintos penitenciarios; sin embargo, consideramos que lo expuestosupone un agravamiento de las condiciones en que se encuentra la población privada de libertad y sus hijos e hijas, no logrando, además, el propósito de la protección dentro del recintoEsto va en directo detrimento del proceso de reinserción, atendiendo la importancia que juega el contacto familiar dentro de la etapa de cumplimiento de condena. También eleva los niveles de ansiedad y genera mayor tensión al interior de los recintos penitenciarios, de manera innecesaria. Creemos que esto puede derivar en mayores problemas en las cárceles del país, pudiendo darse solución al problema propuesto de otras maneras menos lesivas. Además, creemos que constituye una violación del derecho a la familia del que gozan los y las NNA.

Es por todo lo anterior, que solicitamos audiencia con el Sr. Director Nacional de Gendarmería de Chile, don Jaime Flores, para conversar sobre lo expuesto y proponer otras vías posibles de solución ante esta situación urgente. Esperamos poder dialogar, y así comunicar nuestras apreciaciones y las de las personas privadas de libertad que nos han manifestado tanta preocupación sobre la aplicación de tal medida, materializando la intención institucional de coordinarse en conjunto a la sociedad civil en los temas atingentes al control de ejecución de penas.

Consejo de la Sociedad Civil de Gendarmería de Chile