Miércoles, 11 Noviembre 2015 00:00

Presentan recurso de reclamación de nacionalidad para 161 niños nacidos en Chile Destacado

Escrito por 

Por primera vez en Chile y como resultado de un trabajo colaborativo e interinstitucional, las Clínicas Jurídicas de Migrantes de las universidades Diego Portales y Alberto Hurtado, junto al Servicio Jesuita a Migrantes presentaron un reclamo de nacionalidad en representación de 161 niños y niñas nacidos en Chile a quienes se les había desconocido su derecho a la nacionalidad al momento de su nacimiento.

Según la Constitución Política de nuestro país, todas las personas nacidas en Chile deben ser reconocidas como chilenas. Sin embargo, durante casi dos décadas, y por una interpretación que fue más allá de la norma, se les desconoció este derecho al menos a 3.000 niños nacidos en el país, quienes fueron registrados como “hijo de extranjero transeúnte”. Esta vulneración expuso a los niños a numerosas violaciones a sus derechos fundamentales.

A partir del año 2014 el Departamento de Extranjería y Migración (DEM) modificó el criterio de adquisición de la nacionalidad, reconociendo que el concepto de hijo de extranjero transeúnte se prestaba para una interpretación errónea, y fijó lineamientos claros respecto de las situaciones específicas y excepcionales en que un niño o niña, naciendo en territorio chileno, no adquiere la nacionalidad. Si bien se trata de una medida acertada por la que felicitamos a la autoridad, no debemos olvidar que hay miles de niños y niñas a quienes efectivamente se les desconoció su derecho a la nacionalidad por años, y el Estado ha adoptado pocas medidas para corregir la deuda histórica con estos niños.

Durante el año 2015, un equipo de investigación de las instituciones involucradas, recorrieron distintas localidades de la región de Arica y Parinacota y de Tarapacá, y se contactaron con un grupo de padres cuyos niños y niñas seguían inscritos como “hijo de extranjero transeúnte”. En su mayoría, se trata de personas que viven en condiciones de pobreza extrema, que tienen poco acceso a la información, y que enfrentan a diario episodios de discriminación porque a sus hijos no se les reconocía el derecho a la nacionalidad desde el momento de su nacimiento.

El objetivo de esta reclamación judicial es por una parte poder resolver la situación de los niños representados en la acción, y por otra parte asegurar que el Estado cumpla con el deber de reparar que se hace exigible una vez que se comprueba que ha existido una violación a los derechos humanos, como es en este caso. No basta con el cambio del criterio administrativo, sino que es indispensable facilitar y promover la rectificación de todas las inscripciones  que desconocieron el derecho a la nacionalidad.