Miércoles, 23 Abril 2014 00:00

Deuda inmigrantes

Escrito por 

El problema (…) no son los extranjeros que no pagan por la atención en salud, sino las barreras que impiden que obtengan un permiso de residencia en Chile

23 Abril 2014

Por Helena Olea y Equipo Docente de la Clínica de Migrantes y Refugiados de la Universidad Diego Portales
Publicado en
El Mercurio de Antofagasta

 

Señor Director, con respecto a la nota del 17 de abril: “Fuerte aumento de deudas de extranjeros con hospital“. La pregunta no es cómo cobrar la deuda, sino cuáles son los motivos para que esta deuda exista. La respuesta es sencilla. Basta con observar las filas de ciudadanos extranjeros que buscan regularizar su situación migratoria en Antofagasta y escuchar los reclamos y dificultades que tienen quienes buscan obtener una visa de residencia en Chile.

Cada día hay personas que no logran ser atendidas y que finalmente terminan desistiendo de pedir una visa. Otras son atendidas y encuentran funcionarios que aplican criterios arbitrarios, que desconocen y no aplican las normas vigentes y se niegan a recibir y tramitar sus solicitudes. Esas personas se quedan residiendo en Chile con situación migratoria irregular.

El problema por lo tanto no son los extranjeros que no pagan por la atención en salud, sino las barreras que impiden que obtengan un permiso de residencia en Chile. Como lo señala el artículo las personas tienen el derecho a ser atendidas, como lo establecen las normas migratorias pueden regularizar su permanencia mediante una visa por embarazo y por tratamiento médico. Hay una solución: aumentar la capacidad de atención en extranjería en la gobernación, eliminar los criterios arbitrarios con los que se trabaja y agilizar los trámites.

La noticia no es la deuda impaga, sino un sistema de visas arbitrario, discriminatorio y centralizado.