Viernes, 30 Noviembre 2012 00:00

Acuerdo de Vida en Pareja

Escrito por 

La profesora Lidia Casas opina sobre la nota del diputado Felipe Ward (UDI), donde se propicia la inconstitucionalidad el matrimonio homosexual, “como una forma de destrabar la tramitación del Acuerdo de Vida en Pareja”.

Publicado en La Tercera, 30 de noviembre de 2012.

Señor director:

En La Tercera del 27 de noviembre apareció una nota en la que el diputado Felipe Ward (UDI) propiciaba la inconstitucionalidad el matrimonio homosexual, “como una forma de destrabar la tramitación del Acuerdo de Vida en Pareja”. Dos homosexuales no pueden tener hijos, argumenta, y como el procrear es uno de los fines del matrimonio no debe permitirse esta condición entre personas del mismo sexo. El diputado no advierte que el tener o no hijos dentro del matrimonio es una potestad de autonomía de las personas. ¿Debería prohibirse el matrimonio entre personas que no están en condiciones de procrear, por ejemplo en razón de la edad, ya que uno de los fines del matrimonio no se cumpliría? Mi apuesta es que el diputado respondería que esa es una situación distinta.

Por otra parte, su argumento implicaría que cuando uno de los cónyuges no desea procrear podría constituir una causal de divorcio, divorcio que seguramente tampoco aceptaría. ¿O si uno de ellos no puede procrear habilitaría al otro cónyuge para pedir el divorcio? Por último, podría significar que no sería permisible que las parejas se puedan casar a sabiendas que no desean procrear, pues vulnerarían el espíritu de la ley. Del mismo modo deberíamos limitar la autonomía y asegurar a través de una declaración que los novios se comprometen a tener hijos, y establecer tal obligatoriedad en el contrato mismo del matrimonio. Hay algo que falla en la argumentación, y creo que sería más honesto declarar que no acepta que las parejas del mismo sexo puedan conformar una familia con todas las de la ley.

Lidia Casas

Directora del Centro de Derechos Humanos

Es Licenciada en Urban and Regional Planning de la University of Saskatchewan, Canadá (B.A.). Licenciada en Derecho por la Universidad Diego Portales (1999), cuenta con un LLM (Magíster) en Derecho por la University of Toronto, y es Doctora en Derecho de la University of Ottawa, Canadá. Fue Ford Foundation Reproductive Health Fellow, recibió la beca de IDRC (International Development Research Center (Canadá) por el Global Health Research Initiative.  Recibió el Premio de la International Planned Parenthood Federation de la Región Hemisferio Occidental (2001) por destacada defensa de la planificación familiar y la Distinción del Día de la Mujer 2017 de ComunidadMujer por destacada trayectoria en la promoción y defensa de los Derechos Humanos de las mujeres. Fue miembro del Grupo Asesor -Gender and Rights Advisory Group- del Departamento de Salud Reproductiva de la Organización Mundial de la Salud (2009-2010 y 2013-2015). Ha sido consultora para el Centro de Justicia de las Américas, CEJA, y la GTZ, organismo de cooperación de Alemania.

Miembro de la Red latinoamericana de profesores de derecho, género y sexualidades discriminadas, Red-Alas. Sus áreas de investigación el funcionamiento del sistema de justicia y género, violencia de género, derechos sexuales y reproductivos y discriminación. Participó en la defensa judicial de la anticoncepción de emergencia -AE- en Chile desde 2001. Dicta clases en derecho y género en Chile y América latina, realiza talleres de capacitación a operadores del sistema judicial e investigación y cuenta con numerosas publicaciones.

Áreas de Interés:

Mujeres y derechos humanos
Derechos sexuales y reproductivos